Educación y valores: cómo reforzar la autoestima en los niños

¿Qué es la autoestima?

La autoestima es, básicamente, la imagen que tenemos de nosotros mismos. Un niño que se considera valioso y querido, que cree en sus capacidades, que puede asumir responsabilidades  adecuadas a su edad -educado en valores– con un buen grado de autonomía, desarrollará más habilidades para afrontar los retos que le proponga la vida, para relacionarse, para gestionar conflictos y superar obstáculos. La autoestima es uno de los pilares de la felicidad.

Según Maite Nicuesa Guelbenzu (doctora en Filosofía) la falta de amigos, tener complejos físicos, una familia desestructurada, o la poca integración en la escuela o la soledad, son los principales causantes de la baja autoestima en los niños.

Claves para mejorar la autoconfianza en los niños

Teniendo en cuenta que no hay dos niños iguales, podemos, mediante la educación, ayudarles a desarrollar al máximo sus habilidades y capacidades dentro del contexto de sus características personales.

Estas son algunas claves para mejorar su autoconfianza:

Demostrarles lo valiosos que son para nosotros, que el amor que sentimos por ellos no depende de los retos que consigan o de su comportamiento.

Ser buenos modelos: los niños aprenden, sobre todo, de lo que ven en su entorno, es fundamental que observen unos buenos hábitos y valores en las personas que los rodean.

– Los límites y normas son necesarios: un niño que sabe cómo debe comportarse gana en seguridad y se siente más cómodo en su relación con los demás.

– Valorar el esfuerzo, aunque no se consiga el objetivo pretendido, hace a los niños más fuertes y perseverantes, les ayuda a interpretar el error como un aprendizaje.

– Intentar que tengan un autoconcepto positivo y realista, sin exagerar sus cualidades, pero tratando de corregir creencias que pueden resultar limitantes.

– La actitud sobreprotectora de algunos padres es contraproducente para los niños, generándoles una baja autoestima.

Consolidar la autoestima a través del juego

Nuestros niños y niñas aprenden continuamente en casa, en la escuela o cuando se relacionan con los demás; pero la fuente de aprendizaje más motivadora es, sin duda, el juego.

Jugar abre la mente y es fuente de felicidad; es la excusa perfecta para pasar un tiempo precioso con nuestros hijos (o nuestros alumnos), está demostrado que el entretenimiento y el aprendizaje conforman una poderosa combinación que podemos poner en práctica de muchas maneras:

– A través del juego simbólico: A los niños les encanta jugar a ser otras personas, a representar profesiones, animales etc. El juego simbólico forma parte de la psicología del desarrollo de los niños, les ayuda a ponerse en la piel de los demás y a desarrollar capacidades de relación y creatividad.

– A través de dinámicas de grupo: hay multitud de juegos y dinámicas para sorprenderlos, hacerlos reflexionar y pasar un buen rato, os propongo un juego sencillo llamado ?la caja del tesoro?. Esta dinámica la podemos realizar con varios niños, en grupos de tres o de cuatro. Consiste en entregar a cada uno una caja con un espejo dentro y decirles que contiene algo único y maravilloso, un tesoro de un valor incalculable. Una vez hemos creado esa atmósfera de expectación, les invitamos a que abran la caja. En el espejo se verán ellos mismos reflejados y, entonces, les pediremos que nos expliquen qué creen que les hace ser tan especiales y valiosos.

– A través de las TIC: no podemos ignorar que nuestros niños son nativos digitales así que, fomentando el uso responsable de las nuevas tecnologías, les ayudamos a desarrollar habilidades necesarias para desenvolverse en el mundo actual.

El teatro: un entretenimiento que genera autoconfianza

Actividades como el teatro proporcionan a los niños herramientas que les ayudan a construir su autoestima y a generar autoconfianza, incluso les proporciona estrategias para superar retos personales. A través del teatro:

– Los niños manifiestan emociones, aprenden a expresarlas, a identificarlas, a gestionarlas. Mejora su capacidad de
empatía.

Aprenden a superar miedos y situaciones que les causan ansiedad. Es una actividad magnífica para ayudar a los niños a superar su timidez y el miedo a hacer el ridículo.

– Se refuerza la personalidad del niño, hace que se sienta valorado e importante, refuerza su autoestima.

– Se fomenta el desarrollo de una personalidad creativa.

No solo la práctica del teatro es beneficiosa para los niños, asistir a espectáculos infantiles como espectadores, supone para ellos una importante fuente de aprendizaje. Les ayuda a mantener la concentración, a observar las situaciones que se plantean, analizarlas y sacar conclusiones; en ocasiones, las historias les ayudan a distinguir el bien del mal.

» Favorece en los niños una positiva formación humanista, convirtiéndose en un poderoso instrumento de combate contra el escepticismo, la ignorancia y la mediocridad propiciados por este apabullante siglo XXI.»

Nora Lía Sormani

Puedes encontrar más información sobre el tema en el siguiente enlace: https://www.guiainfantil.com/401/losbeneficios-del-teatro-para-ninos-y-ninas.html

¿Quieres representar una obra infantil y pasar un buen rato? Descarga el libreto en este enlace, es gratis:

https://www.universoilusionarium.com/aprende/teatro.html

More To Explore

sopa de letras El Calendario
Ciencias Sociales

Sopa de Letras: El Calendario

En esta sopa de letras para niñ@s se encuentran escondidos los meses del calendario. Una manera divertida de aprender los meses del año.

juego arcade los medios de comunicación
Arcade

Juego Arcade: Medios de Comunicación

En el Juego Arcade: Medios de comunicación tendrás que explotar los globos relacionados con los medios de comunicación.